¿Merece la pena el renting de furgonetas para los autónomos?

¿Merece la pena el renting de furgonetas para los autónomos?

El renting de furgonetas para autónomos es sin duda la mejor opción para todos aquellos trabajadores por cuenta propia que quieran encontrar una solución económica a su desplazamiento y al transporte de mercancías y material de trabajo

La vida del autónomo no está a salvo de obligaciones, quebraderos de cabeza y grandes decisiones que se deben tomar de vez en cuando. Nos permite gozar de la libertad de ser nuestros propios jefes (frase muy de moda actualmente) pero también supone una preocupación todos los meses por saber si vamos a facturar lo suficiente para cubrir nuestros gastos.

Por eso, es lógico y normal que queramos buscar soluciones para hacer de nuestro negocio o actividad laboral una actividad mucho más solvente y rentable, mejorando el servicio, reduciendo costes y gozando de un mayor bienestar general como autónomos.

Para una gran cantidad de actividades laborales dentro del mundo del autónomo, un buen vehículo, grande y funcional, supone una inversión necesaria e imprescindible. Queremos poder desplazarnos por todo el país de forma rápida y sencilla, además de ser capaces de cargar con todo nuestro material de trabajo sin morir en el intento.

Con esto en mente, una gran opción es huir de grandes inversiones y adquirir una furgoneta de renting para autónomos, una solución fantástica para todo tipo de trabajadores por cuenta propia que quieran disfrutar de un gran vehículo de máxima calidad. Permite conseguirlo sin un gran desembolso y permite deducir el IVA y declarar la cuota del renting como gastos en nuestra declaración de la renta. 

¿Qué es el renting de furgonetas para autónomos?

Un renting es un tipo de contrato de alquiler a largo plazo, en el cual se paga una cuota mensual por un bien, generalmente móvil. El renting más habitual dentro del mercado es el del automóvil, y dentro de estos, las furgonetas son especialmente demandadas como soluciones perfectas para empresas o autónomos que desean transportar mercancías o material de trabajo de forma eficaz. 

Este tipo de contratos de alquiler suelen tener una duración de más de un año y, a diferencia del leasing, no se adquiere el vehículo al final del mismo, sino que se puede cancelar, renovar o incluso cambiar de modelo.

Los agentes y empresas de renting son las encargadas de realizar toda la gestión del proceso, que incluye la redacción del contrato, matricular el vehículo y establecer un seguro y una gestión para mantener la furgoneta. 

De esta manera, y aquí viene una de las principales ventajas, como autónomos solo deberemos preocuparnos por conducir y disfrutar de un servicio completo. Es una solución genial para evitar quebraderos de cabeza en lo referido al transporte, tanto personal como de mercancías, o nuestro material de trabajo. 

En la propia cuota del alquiler, vendrán incluidos en la gran mayoría de ocasiones todos los gastos relacionados con el seguro de la furgoneta, su mantenimiento y posibles reparaciones que sean necesarias. Así tenemos todo el servicio en un único y cómodo pago mensual. 

¿Por qué elegir furgonetas de renting para autónomos?

El objetivo al adquirir una furgoneta tanto para una empresa como para un trabajador por cuenta propia es llevar a cabo el trabajo de la mejor manera posible. En la actualidad, es posible probar este servicio en cualquier ciudad de España de manera rápida y sencilla, sin demasiados trámites. 

El objetivo más importante y primordial de una furgoneta de renting para autónomos es poder acceder a un vehículo, que a menudo suele ser bastante costoso tanto de adquirir como de mantener, a un precio mucho más reducido. Podremos tener la furgoneta desde el primer día haciendo un desembolso minúsculo en comparación a lo que pagaríamos comprándola. 

Las furgonetas de renting son una solución efectiva para los autónomos

¿Qué gastos me puedo deducir en un renting?

Una de las ventajas más importantes de un renting de furgonetas para autónomos es que podemos incluir esta cuota mensual en nuestra declaración de gastos. Como resulta lógico, debemos poder justificar que la furgoneta resulta indispensable para llevar a cabo nuestro trabajo. 

Si este es el caso, no solamente vamos a poder declarar la cuota como gasto fijo en la declaración de la renta, sino que además vamos a poder deducirnos el 100% del IVA siempre que usemos el vehículo para trabajar. 

La forma de controlar esto es a través de la Agencia Tributaria, que será la encargada de comprobar que la furgoneta esté en nuestro garaje durante el tiempo de inactividad laboral o que tenga detalles como el logo de nuestra marca personal serigrafiado. Si estas condiciones no se dan, podemos sufrir una afectación del 50% en la cantidad de IVA que nos podremos deducir. 

¿Por qué es importante el renting para autónomos?

Una de las circunstancias más habituales en el tejido empresarial actual es que se sustituyan los trabajadores en nómina por la contratación de servicios freelance llevados a cabo por autónomos. De esta manera se trabaja por proyectos puntuales en vez de por jornadas laborales fijas.

Para que una empresa pueda contratar nuestros servicios y posicionarnos por delante de la competencia, es importante tener una disponibilidad total y unas facilidades de desplazamiento óptimas. Esto solo se consigue teniendo a mano un buen vehículo grande y espacioso, como una furgoneta. Con un renting podremos conseguirla de forma económica.

¿Esta práctica es rentable para el autónomo?

El renting es una de las herramientas de adquisición de flotas de vehículos más rentables para una empresa, ya que por una pequeña cuota (en comparación con el desembolso de la compra) se pueden adquirir una gran cantidad de coches y furgonetas para todos los trabajadores. 

En el caso de los autónomos, cada vez hay más personas que se acogen a este régimen laboral para facturar sus ingresos, y el renting les proporciona una serie de ventajas fiscales y económicas que son imposibles de ignorar. 

Como trabajadores autónomos, somos los encargados de gestionar los pagos a la seguridad social y facturar el IVA, de modo que es lógico querer desgravar todos los gastos relacionados con nuestra actividad laboral. El renting nos ofrece dos ventajas en una, ya que disponemos de una furgoneta de gran calidad por un coste moderado, mientras que podemos deducir estos gastos y, en líneas generales, pagar menos impuestos. 

En conclusión, el renting de furgonetas para autónomos es sin duda la mejor opción para todos aquellos trabajadores por cuenta propia que quieran encontrar una solución económica a su desplazamiento y al transporte de mercancías y material de trabajo.

Elige tu coche nuevo

Las mejores ofertas de renting